sábado, 15 de mayo de 2010

TISKALI, CUSTODIO DE LA MEMORIA DEL CONTACTO SANTO CON LA NATURALEZA






Hoy nos hemos llenado de Vida. Hemos ido al Cerro Otto, un lugar al que suele ir Igneón cada año por estas fechas, otoño en este hemisferio, para sintonizarse nuevamente con el ritmo natural de volver al interior, del irse para dentro en el ciclo que viene de otoño e invierno.



Es una honra a la Naturaleza en sus ciclos que él respeta. Va cuando las hojas de los árboles toman unos colores de fuego que duran escasos días. El punto está en sintonizarse con el momento justo para subir y contemplar desde dentro, ese magnífico espectáculo de la Naturaleza. También estar en un lugar alto, como es el Cerro Otto, le ayuda a tomar verdadera perspectiva de las cosas. Él siente que es como un encuentro de amigos de una hermandad....y realmente hoy hemos encontrado una hermandad que nos aguardaba.



Cuando hemos bajado del Teleférico y hemos comenzado a caminar por el bosque, he sentido a varios elementales que venían sorprendidos a mirarnos. Particularmente les llamaban la atención 'mis colores' de mis cuerpos energéticos. Parece que eran diferentes. Luego he sentido delante de mi un grupo de hombres y mujeres vestidos con túnicas blancas largas. Venían a nuestro encuentro. Les he saludado. Se han presentado como una Hermandad Druida que custodiaba la Memoria del Contacto Santo con la Naturaleza. Les he pedido que aguardaran a que llegáramos a lo alto del Cerro para atenderles. Yo no sospechaba lo emocionante que iba a ser este mensaje para mi, pues al ir hablando, me he dado cuenta de que conocía al Custodio que da el mensaje. Yo sabía que había pertenecido al mundo druida, aunque no había recordado ninguna memoria en particular. Él me lo confirma. Ahora entiendo por qué me apasiona tanto la Naturaleza, aparte de haber encarnado muchas veces en los Pueblos Originarios.



El mensaje que nos ha dado el Custodio de esta Memoria, quien llevaba una Copa o Grial en sus manos, es sencillamente ESPECTACULAR, impactante y muy necesario. Sobre todo para los hombres que aspiran a convertirse en santos, en el sentido de aprender a vivir desde el presente, desde el sentir profundo en comunión plena con la Naturaleza. El hombre que logra contactar así con ella, de esa forma, es incapaz de desordenar la vida, solo puede honrarla.



Queridos hermanos, os invito a que escuchéis este mensaje de Tiskali con suma atención. Os puede enseñar mucho. Sobre todo os invito a hacerlo a aquellos de vosotros que aún tenéis muros en vuestros corazones por un exceso de visión mental en la vida.



¡Que lo disfrutéis!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada